Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER)

2007

Seminario de Postgrado 2007 "Encarcelamiento Cautelar y Ejecutivo"
Organizado con el Consejo de la Magistratura de la Nación
Auspiciada por la Defensoría General de la Nación y
la Suprema Corte de la Justicia de Buenos Aires - Institutos de Estudios Judiciales

Declarado de Interés por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación

2006

I Jornada Nacional de Prevención de la Violencia e Integración Social y
II Jornada FUNDAMER


+ IMÁGENES

“No existe prevención de la violencia sin integración social así como no existe integración social sin la disminución de los niveles de violencia que imperan hoy en la sociedad”.

 

El viernes 6 de octubre de 2006 se realizó, en el auditorio del colegio San Pablo, en la ciudad de Buenos Aires, la “I Jornada Nacional de Prevención de la Violencia e Integración Social y II Jornada FUNDAMER” organizada por la Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER). La sesión de apertura comenzó con las palabras del presidente de la Fundación, licenciado Juan Pablo Diez Ledesma, quien leyó la bendición apostólica de Su Santidad Benedicto XVI que hiciera llegar a través del nuncio apostólico monseñor Adriano Bernardini.

BENDICIÓN APOSTÓLICA:
SU SANTIDAD BENEDICTO XVI CON MOTIVO DE REALIZARSE EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES LA "I JORNADA NACIONAL DE PREVENCION DE LA VIOLENCIA E INTEGRACION SOCIAL Y II JORNADA FUNDAMER", HACE LLEGAR SU CORDIAL SALUDO A ORGANIZADORES, DISERTANTES Y PARTICIPANTES DEL ENCUETNRO; Y A LA VEZ QUE FELICITA LOS ALIENTA A PROSEGUIR CON RENOVADO EMPEÑO LA TAREA DE CONSTRUIR UNA SOCIEDAD MAS ACOGEDORA Y FRATERNA Y FORMULA FERVIENTES VOTOS PARA QUE DICHA JORNADA CONTRIBUYA FRUCTUOSAMENTE PARA LOGRAR SOLUCIONES EN FAVOR DE UNA CONVIVENCIA ARMONICA Y RESPETUOSA ENTRE LOS HABITANTES DE LA AMADA NACION ARGENTINA. CON ESTOS DESEOS, EN PRENDA DE PARTICULAR BENEVOLENCIA, INVOCANDO SOBRE TODOS LA MATERNAL PROTECCION DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA, REINA DE LA PAZ, EL SANTO PADRE LES IMPARTE COMPLACIDO LA IMPLORADA BENDICION APOSTOLICA. Fdo. Monseñor Adriano Bernardini, Nuncio Apostólico. Buenos Aires, octubre 6 de 2006. (Prot..N.7519/06)

Por su parte el cardenal Renato Raffaele Martino, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, expresaba en una carta, entre otros términos, que “expreso mi satisfacción por la organización de esta jornada ya que sin duda favorece la toma de conciencia en los miembros de la sociedad acerca de la necesidad de educar y educarse para la paz. Invito también a acoger, cada uno desde su credo religioso, la exhortación de S.S. Benedicto XVI, contenida en su primer mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, a intensificar la oración ‘porque la paz es ante todo don de Dios que se ha de suplicar continuamente’”.

A través de toda la jornada distintos panelistas subrayaron que no existe prevención de la violencia sin integración social así como no existe integración social sin la disminución de los niveles de violencia que imperan hoy en la sociedad. Monseñor Charbel Georges Merhi, de la Misión Libanesa, obispo–eparca de San Charbel de Buenos Aires de los Maronitas y presidente de la Comisión Episcopal de Religiones Orientales, en su conferencia “Caminado hacia la paz”, hizo referencia a la violencia en el mundo a través de la historia y explicó esta realidad histórica del Líbano explicando sus diversidades culturales y políticas.

El panel "Abordaje interdisciplinario de la violencia ciudadana - Visión epistemológica, jurídica y psicológica" compuesto por los doctores Eleonora Devoto, Defensora Pública Oficial nacional ante la Cámara Nacional de Casación Penal; Augusto Diez Ojeda, Juez Nacional de Cámara, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 4, de San Martín; y la licenciada Gabriela Trabazzo, psicóloga del área de Psicología Criminal, Contención y Orientación a Víctimas de la Superintendencia de Delitos Complejos y Crimen Organizado de la policía Bonaerense, hizo hincapié en los conceptos de justicia restaurativa en donde la pena no es el principal fundamento sino la acción reparadora sobre el daño causado así como se destacó la mediación y el eje humanista de un hombre perfectible capaz de transformación. Todo ello en un espacio en donde debe cuidarse a las víctimas para que no sea el Estado el que sume un nuevo dolor producto de la revictimización.

Por la tarde el panel "Prevención de la violencia en instituciones cerradas - Aportes hacia la Integración Social" integrado por el doctor Juan Carlos Fugaretta, ex Juez de Cámara Penal de Garantías y director de Instituto Interdisciplinario del Menor y la Familia del Colegio de Abogados de San Isidro (CASI); el Insp. Myr. Carlos Raúl Falcone, del área tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense; el Subprefecto Hugo Luis Mondragón, en representación del director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos; y la licenciada Alejandra Gibilisco, psicóloga perteneciente al Servicio Criminológico del Servicio Penitenciario Federal, procuraron explicar la realidad carcelaria y las posibilidades de tratamiento haciendo un fuerte redirecionamiento hacia la necesidad de un tratamiento individualizado y el rechazo formal de toda forma de hacinamiento. Se destacó también que existen algunas unidades penitenciarias del país en las que todavía puede brindarse ese tratamiento personalizado contemplando al interno como un sujeto pleno de valores.

La jornada cerró con el panel "La convivencia entre culturas y religiones en la Argentina - Hacia una verdadera integración", integrado por monseñor Justo Oscar Laguna, obispo emérito de Morón y miembro de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, diálogo con el Judaísmo, el Islam y las religiones; el rabino Felipe Yafe, de la Comunidad Bet – Hilel – de Argentina; el profesor Ricardo Elía, del Centro Islámico de la República Argentina y el pastor profesor Tomás Mackey, de la iglesia bautista del Once fue un clara muestra de la posibilidad de culturas y religiones concordando todos en que no existe el concepto de violencia entre las religiones sino que existen violentos que, amparándose o escudándose en preceptos religiosos, formulan actos violentos de toda magnitud. Asimismo, monseñor Laguna destacó el valor de la convocatoria y la importancia fundamental del encuentro de los pueblos y de las religiones en la Argentina.

Adhesiones y auspicios recibidos para esta Jornada:

- Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (Auspicio); 

- Defensoría General de la Nación (Auspicio Oficial)

- Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones, de la Conferencia Episcopal Argentina (Adhesión)

- Comisión Episcopal de Iglesias Orientales, de la Conferencia Episcopal Argentina (Adhesión)

- Presidente del Comité Europeo para la Prevención de la tortura y de las penas o tratos inhumanos o degradantes (CPT) (Support)

- Embajada del Líbano - Buenos Aires (Apoyo)

- Embajada de Israel - Buenos Aires (Adhesión)

- Abadía Notre-Dame d'OElenberg, de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia (OCSO), de la Diócesis de Estrasburgo-Alsacia, Francia (Adhesión)

- Pontificia Universidad Católica Argentina "Santa María de los Buenos Aires" (UCA) (Auspicio Honorario)

- Agencia Informativa Católica Argentina (AICA) (Auspicio)

- International Commission of Catholic Prison Pastoral Care (ICCPPC) (Auspicio Honorario)

- Secretaría de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (Celebración)

- Juzgado Nacional de Ejecución Penal nº 3 de la Capital Federal (Adhesión)

- Juzgado de Ejecución Penal nº 1 de Dolores, Provincia de Buenos Aires (Adhesión)

- Patronato de Liberados Bonaerense (Adhesión)

- Servicio Penitenciario Bonaerense (Auspicio HOnorario)

- Servicio Penitenciario de la Provincia de Entre Ríos (Declaración de Interés Institucional)

- Servicio Penitenciario Federal (Auspicio Institucional)

- Servicio Penitenciario de la Provincia de Santa Fe (Auspicio Honorario)

- Servicio Penitenciario de la Provincia de Santiago del Estero (Adhesión)

- Institutos Penales de la Provincia de Tucumán (Declaración de Interés Penitenciario)

- Universidad CAECE (Auspicio)

- Universidad Comunera (UCOM)  -  Asunción, Paraguay (Adhesión)

- Cátedra de Derecho Penal (parte general) de la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) (Adhesión)

- Cátedra de Derecho Penal (parte especial) de la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) (Adhesión)

- Cátedra Régimen del Proceso Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) (Adhesión)

- Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional  -  Seccional San Martín (Adhesión)

- Asociación de Psicólogos Forenses de la República Argentina (APFRA) (Adhesión)

- Comunidad de Sant'Egidio, en Buenos Aires (Adhesión)

- Confraternidad Argentina Judeo Cristiana (CAJC) (Auspicio)

- Secretariado de Ayuda Cristiana a las Cárceles (SACC) (Auspicio)

- Regional Service Provider for Latin America de la Prison Fellowship international (PFI) (Auspicio Honorario)

- Fraternidad Carcelaria Argentina (Auspicio Honorario)

- Editorial San Pablo y su periódico "El Domingo" (Auspicio)

AÑO 2005

JORNADA DE CAPACITACIÓN PROFESIONAL “LOS ENCARCELADOS Y SUS DERECHOS HUMANOS

El viernes 27 de mayo de 2005 la Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER) llevó a cabo, en la sede Abasto de la Universidad CAECE , de la ciudad de Buenos Aires, la Jornada de Capacitación Profesional “Los Encarcelados y sus Derechos Humanos”.

La Jornada contó con el auspicio honorario de la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación ; la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional , seccional San Martín; la Asociación de Psicólogos Forenses de la República Argentina (APFRA) y la Universidad CAECE.

El encuentro comenzó con la Sesión Inaugural a cargo del presidente de la Fundación , licenciado Juan Pablo Diez Ledesma, en la que, además de las palabras de bienvenida y la introducción a la temática, leyó la carta de bendición y buenos augurios que envió, para la ocasión, el presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, cardenal Renato Raffaele Martino y en la que hacía votos para que “ la Jornada cumpla con los objetivos que se propone, que sea ocasión para impulsar y fortalecer cada vez más la colaboración entre la sociedad civil, la Iglesia y las instituciones gubernamentales en el compromiso de proteger los derechos humanos de los encarcelados, de salvaguardar la dignidad humana de todos, tanto del culpable como del inocente.” “Tampoco –expresó el purpurado- se debe olvidar que quienes están comprometidos en la noble labor de humanizar el mundo penitenciario tienen en el Evangelio y en los principios de la doctrina social de la Iglesia , una singular e inagotable fuente de luz, capaz de inspirar palabras y acciones concretas que permitan transformar el dolor en esperanza, la venganza en perdón, el odio en amor”.

Desarrollo de la Jornada

Las disertaciones comenzaron con la conferencia del doctor Luis Fernando Niño, Juez Nacional del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 20, que se refirió a “El sin-sentido de la pena de muerte”. A continuación se desarrollaron dos mesas temáticas: “Mirada crítica de los sistemas de encierro” y “Hacia un objetivo humanizador de la Pena ”. La primera mesa contó con las siguientes ponencias y disertantes: “Una política de compromiso, una obligación del Estado”, por el doctor Alejandro W. Slokar, abogado, Subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación ; “Hacia una formación profesional para el pleno ejercicio de los derechos humanos”, por el Pref. Myr. José A. Noriega, Subdirector de la Dirección de Institutos de Formación del Servicio Penitenciario Bonaerense; y “Conceptos para el desarrollo en los DD.HH. en las cárceles argentinas en el marco de la Doctrina Social de la Iglesia – Aporte de las ONG’s”, por el licenciado Juan Pablo Diez Ledesma , psicólogo, presidente de la Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER).

Al referirse a la temática de los derechos humanos, el licenciado Diez Ledesma dijo, entre otros conceptos que “no debemos olvidar que el primero de los derechos humanos es el derecho a la vida y que a partir de este, una vez adquiridos, no hay delito o falta que pueda conculcarlos: Ni el tránsito por el error y el delito, hasta el delito gravísimo; ni el tránsito por la cárcel pueden ni deben menoscabar la dignidad humana, del encarcelado y por consiguiente los derechos inherentes a tal dignidad. Nadie puede conculcar el derecho humano de otro, bajo ninguna razón en tanto que ese otro sea una persona. Por estos considerandos es que la Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER), repudia vehementemente la pena de muerte y rechaza de igual manera la perpetuidad de la pena “per se” porque confía en la perfectibilidad del hombre”.”Cuando el derecho humano, esta vez con minúsculas, es utilizado como argumento falaz de cualquier extremo sectorizado que le introduce una ideología y trata de manipularlo, lo separa del bien común y lo utiliza como estandarte de banderías extremas: lo transforma en una herramienta maligna de destrucción que lo único que “construye” es un egoísmo que pretende llamarse social”.

Por la tarde, en la segunda mesa, “Hacia un objetivo humanizador de la Pena ”, se abordaron los siguientes tópicos “El derecho al culto y la participación pastoral de la Iglesia. La perfectibilidad del hombre”, por el presbítero Alfonso Eduardo Lorenzo, Subsecretario de la Capellanía Mayor del Servicio Penitenciario Bonaerense; “La responsabilidad periodística en el tratamiento de las cuestiones carcelarias”, por Gonzalo Graña Velasco, periodista, Secretario de Consejo de la Fundación de la Merced para la Prevención de la Violencia y la Integración Social (FUNDAMER); y “Reflexión sobre la pena perpetua en menores”, por la doctora Stella Maris Martínez, Defensora Pública Oficial ante la Corte Suprema de Justicia.

La jornada, que tuvo interesantes espacios de preguntas del auditorio a los disertantes, reflejo de las nuevas aportaciones hechas en torno a los derechos humanos de los encarcelados, cerró con la participación del coro de la Universidad CAECE que interpretó un repertorio de música acorde al espíritu de la convocatoria de la Fundación.

 

| Quienes Somos | About us | Qui sommes nous | Quem somos | Uber Uns | Chi siamo |

| Areas | Cultural | Religioso | Educativo | Institucional | Cursos | Imágenes | Voluntarios | Sumarse | Donaciones | Contacto | Juan Pablo Diez Ledesma | Auspicios | Premios | Benefactores | Radio | Textos | Enlaces |

 

| Fundación de la Merced (FUNDAMER) | Argentina | Ph: +5411 4807-0536 | info@fundaciondelamerced.org.ar |